martes, 10 de febrero de 2009

Palabras de Lucas. Sobre “San Valentín… ¿Alguien sabe quien es Valentín?”


No sé si porque se acerca el Día de los Enamorados y todos hablan de eso, y hacen planes con sus novias/os, y andan revolucionados escupiendo mariposas, pero estos días me he puesto melancólico, cachondo. Me he preguntado una y otra vez, qué coño será el amor… supongo que porque nunca lo sentí. He tenido mis “noviazgos” (si así se puede llamar a las relaciones que me duraron apenas unas tres semanas… o cuatro), pero nunca he sentido las mariposas de las que tanto habla la gente por estos días. Yo sé que soy chico y que ya tendré oportunidad, pero a veces me dan unas ganas de enamorarme, de ponerme medio boludo, de tener al lado a una persona que me haga hacer esas cosas de las que reniego constantemente, como por ejemplo: perderme el estreno de la última de Tim Burton con sonido dolby digital 5.1, porque a ella se le ocurrió planear una cena de presentación con sus viejos, o tener que chuparme a Alex “un vago” haciéndose pasar por un cieguito que le canta a una mina “…aunque no te pueda ver… la la la, la la la, la la la”. Que se yo, a mi todavía no me pasaron esas cosas, y me parece que no estoy tan loco por querer que me pasen. Todo el mundo habla del amor, escriben sobre él, le cantan canciones, como si tuviera vida propia y por ahí debe venir la mano, pienso. Debe ser tan importante, tan grande, que todos lo tratan como si fuera una institución o alguna celebridad, hasta nombre tiene: Valentín… ¿Cómo no voy a tener ganas de conocerlo? Yo veo que todo tiene que ver con él: si alguien anda contento por la vida, regalando alegría y haciendo buenas obras, seguro está enamorado; si alguien está triste, de mal humor, desganado, seguro lo perdió; si la abulia forma parte su vida, todo le da lo mismo y es como el agua bendita (no hace ni bien ni mal), seguro todavía no lo ha encontrado; el amor mueve al mundo y no es joda, eh… los que no lo tienen lo buscan, los que lo perdieron lo lloran y los que son afortunados tratan de conservarlo. Debe estar bueno tener a esa “media naranja”, que no se si existirá, yo pienso que en algún lado está ese alguien más parecido y menos diferente a lo que uno espera, esa persona que nos calza justo (o casi) con lo bueno y lo malo que tenga. Obvio que no la vamos a encontrar de una y que cuando la encontremos, posta va a tener algo que no nos guste, pero lo importante es que no nos importe (valga la redundancia), porque es la pieza que nos completa, que nos equilibra. Me imagino que no debe ser todo color de rosa, ni fácil, pero debe estar bueno permanecer con alguien a pesar de los desengaños y desilusiones, seguir eligiendo a una persona por más que la queramos matar en algunas ocasiones. Yo creo en el amor aunque todavía no lo conozco, creo por lo que me han contado, por lo que veo y por como lo deseo. Creo y espero no dejar de creer nunca, para no perder las ganas de buscarlo, encontrarlo y conservarlo. ¡Feliz día para todos los afortunados!

7 comentarios:

Will dijo...

A mi la persona que me calza justo se llama Carmona.

Y es desinflable.

Buen blog, seguire pasando.

Pablo dijo...

Increible... me puse a pensar que de un tiempo a esta parte, la cantidad de campañas anti-San-Valentín es kilométrica. Aún así a veces es bueno recordar el amor, preferentemente un día de primavera.

IML dijo...

Buen post! No desesperes -aunque no te noto desesperado en absoluto- este San Valentin es un dia puramente comercial, asi que no te dejes ganar por la nostalgia.
Beso, sigo leyendo!

Sandra dijo...

San Valentin me parece una taredez, igual que los que festejan Halloween.

lauuraa dijo...

La verdad esque me as echo pensar en todo lo que pone,
es un buen argumento.
Buen Blog
Espero que encuentres a esa persona ;)

un beso!

Mónica dijo...

¿Ummmm San Valentín?
No es ese angelito torpe y miope???

Un saludo

Silvia dijo...

EXISTE CHICOS!!!!!!! LES JURO QUE EXISTE